Desbordamiento del Río El Limón generó pánico e incontables daños en Aragua

Las torrenciales lluvias de los últimos días provocaron este miércoles el desbordamiento del Río El Limón en el estado Aragua, generando horas de pánico e incontables daños materiales

Más de cinco sectores y la avenida Universidad del municipio Mario Briceño Iragorry, en Maracay, estado Aragua fueron alcanzados por la fuerza de las aguas que arrasaban con todo a su devastador paso.

Más de 150 viviendas se vieron afectadas por la fuerza de las aguas, inundando su interior, dañando sus estructuras y generando pérdidas totales en enceres, comida y electrodomésticos, adicionalmente unos 200 vehículos fueron arrastrados o resultaron tapiados, comercios y calles también se vieron seriamente afectadas por el desbordamiento.

Varios videos fueron difundidos a través de redes sociales, mostrando la destrucción causada por el desbordamiento y causando asombro ypreocupación entre los venezolanos que inmediatamente recordaron la tragedia acontecida hace 33 años cuando las aguas del Río El Límón dejaron más de 200 víctimas mortales.

“En estos momentos, el río Limón está desbordado, aquí está, salió de su cauce. Han pasado carros y han pasado personas y tenemos el río sumamente desbordado, esto es una tragedia, compañeros, es una tragedia”, se escucha en uno de los videos que circuló en las redes.

“Ayer, cuando regresaba del trabajo, a la altura del puente de La Candelaria se veía a la gente asomada viendo cómo pasaba el río, y más adelante, en el cruce para agarrar hacia El Limón, olía muchísimo a barro. Ya cuando íbamos por la avenida Caracas subiendo hacia la principal nos devolvieron porque venía bajando el agua“, “Hay muchas más personas que perdieron sus casas. Estuvieron toda la noche retirando escombros”.“Hay muchas más personas que perdieron sus casas. Estuvieron toda la noche retirando escombros”. contó a El Nacional Audrey Castro, habitante de la comunidad.

“Cuando comenzamos a ver que el río se salió de su cauce temí por mi casa, porque es un bien material que nos costó mucho construir y que sería difícil recuperar en estos momentos con la situación del país. Afortunadamente el agua no llegó hasta donde vivo”. “Yo estuve durante la tragedia anterior y cuando vuelves a ver el poder que tiene la naturaleza, es imposible no tener miedo de pasar de nuevo por lo mismo. Hasta el olor del agua crecida me trasladó a esa época. Pasamos una noche de mucho temor“dijo a El Nacional otra habitante de la comunidad que pidió no ser identificada.

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro señaló; «Ordené al CEOFANB, Defensa Civil y Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, desplegarse de manera inmediata para atender al pueblo en el estado Aragua, ante el desbordamiento del Rio El Limón. Activos y alertas todos los equipos para que apoyemos a nuestros hermanos y hermanas». «Le garantizo a esas familias, con las  misiones Gran Vivienda Venezuela y Barrio Nuevo Barrio Tricolor todo el apoyo para reconstruir sus viviendas o construir sus casas».

Rodolfo Marco Torres, gobernador del estado Aragua, informó que el desbordamiento del río no dejó ningún fallecido pero sí importantes pérdidas materiales en comercios y viviendas.Explicó que en agosto las precipitaciones se registraron por encima de 60% del promedio histórico de 302 litros por metro cuadrado.

06 de septiembre de 1987: La Tragedia de El Limón

Conocida como ‘La Tragedia de El Limón’ fue un desastre natural ocurrido el 6 de septiembre de 1987, cuando se produjo un deslave proveniente de los cerros del Parque Nacional Henri Pittier, ocasionado por grandes torrenciales de lluvia que arroparon las montañas en las zonas urbanas de El Limón en el estado Aragua, tras es deslave se desbordó el Río El Limón arrasando los barrios El Progreso, Mata Seca y gran parte de El Limón. Finalmente, el barro y agua dejaron un saldo de más de 200 muertes, cientos de desaparecidos, 300 heridos y miles de damnificados.

Fue el domingo 6 de septiembre de 1987 un día aparentemente normal, donde miles de temporadistas se dirigían por la única carretera que conduce a Ocumare de la Costa en el estado Aragua a disfrutar de un día de playa y sol.

Ese día ocurrió un fenómeno particular, llovió durante seis horas en una pequeña cuenca del río El Limón y precisamente en el trazado de la carretera de Ocumare que está rodeada de montañas.

A eso de la una de la tarde ya la carretera de Ocumare se encontraba abarrotada de temporadistas que regresaban de la playa hacia sus hogares. Una media hora después, un derrumbe trancó la vía y provocó las primeras víctimas.

La intensa cola impidió que los conductores pudieran volver y la fuerte lluvia provocó múltiples derrumbes y deslizamientos que fueron tapiando y lanzando vehículos a los barrancos por toda la carretera.

A las 7:00 de la noche se desencadenó la tragedia en Maracay, el río El Limón arrasó los barrios El Progreso, Mata Seca y gran parte de El Limón.

A las 11:00 de la noche, las aguas alcanzaron La Candelaria y Caña de Azúcar. No fue hasta el otro día cuando se pudo ver la magnitud de la tragedia: más s de ocho kilómetros de carretera llena de vehículos tapiados y destruida.

Gran parte de Maracay quedó bajo las aguas y miles de personas sin casas, heridas, atrapadas y -en el peor de los casos- fallecidas.

Imagen

La operación de rescate se realizó por mar, tierra y aire. La Armada trasladó a Puerto Cabello a más de siete mil personas que se encontraban atrapadas en las costas de Ocumare con los buques ARV «Los Llanos» y ARV T-64, además de pequeños botes de particulares y lanchas de la Guardia Nacional.

El rescate de los sobrevivientes en la carretera de Ocumare de la Costa se hizo por vía aérea. Desde las instalaciones deportivas de la Facultad de Agronomía y Ciencias Veterinarias de la UCV en la avenida Universidad de El Limón, helicópteros de la Fuerza Aérea de Venezuela, Guardia Nacional, Ministerio de Transporte y Comunicaciones, Aerotécnica y Cadafe actuaron en conjunto con los organismos de rescate, evacuando a miles de personas aisladas por toda la carretera.

La polémica generada por la vestimenta militar de Blanca Ibañez

Ante la tragedia el Gobierno del presidente de aquel entonces, Jaime Lusinchi, ordenó el desplegué de bomberos, militares, médicos y funcionarios de Defensa Civil (Hoy, Protección Civil) para atender la gran magnitud del desastre. Sin embargo, entre aquellas imágenes mostradas por los medios de comunicación, en los que se veían ríos de troncos y barro donde antes existían casas y calles, llamó la atención la figura de la secretaria presidencial, Blanca Ibáñez, vestida con un uniforme militar pasando revista de todas las operaciones de rescate como si de un general se tratase.

Para entonces no era secreta la influencia que la secretaria privada del Jefe de Estado ejercía sobre las decisiones de gobierno; ¿la razón? El Presidente Lusinchi sostenía un tórrido romance con su secretaria Blanca Ibáñez, dicho idilio se remontaba a los años del mandatario como diputado en el Congreso.

Durante la tragedia la Dr. Blanca Ibáñez se trasladó a Aragua y supervisó personalmente el sitio del deslave y las labores de rescate; Ibáñez llevando puesto un atuendo militar pasó revista a los trabajos de atención efectuados en la ciudad de Maracay, recibiendo honores militares como si fuese ella la Presidenta de la nación. Este hecho generó indignación en parte de los altos mandos militares, así como en el entorno político y académico del país.

Versiones sobre los hechos exculpan cualquier pretensión de usurpación por parte de la Dr. Ibáñez pero dejan muy mal parado al expresidente Jaime Lusinchi.

Las imágenes de Blanca Ibáñez que revientan las redes en Venezuela
La polémica foto de la Dra. Blanca Ibáñez portando una chaqueta militar mientras repartía viveres a los afectados por la tragedia de El Limón.

Era ampliamente conocido el gusto del Presidente Lusinchi por las bebidas alcohólicas, realidad esta que le generó varios detractores, burlas e impasses con la prensa. Hay quienes señalan que durante los días de la tragedia el Dr. Lusinchi se encontraba bajo un severo cuadro de intoxicación etílica y fue la Dra. Blanca Ibáñez, quien aprovechando su notable influencia en el Gobierno, asumió las labores de coordinación y mando para la atención de las víctimas del desbordamiento del Río El Limón.

Cuando Ibáñez se trasladó a Maracay y supervisaba los trabajos de recuperación, rescate y entrega de víveres a las víctimas del desbordamiento, se desató una fuerte lluvia, la Dra. Ibáñez solo cargaba una camisa ligera y un blazer que no ofrecía mayor protección contra el frio y la lluvia, es allí cuando uno de los militares en un gesto de caballerosidad se despoja de su chaqueta militar y se la ofrece a la Secretaria privada del Presidente Lusinchi, Ibañez se colocó la chaqueta para protegerse de los embates del clima y continuó con su estoica labor, fue en ejercicio de esas labores cuando es fotografiada y grabada por los medios televisivos, portando una chaqueta militar, desatando un nuevo deslave pero de críticas contra la Administración Lusinchi y pasando ese episodio a la posteridad como ‘El día en que Blanca Ibáñez se vistió de General’.

Las horas siguientes a la tragedia el Presidente Lusinchi se trasladó a Aragua y asumió el mando de la contingencia, pero ya la tormenta de críticas era indetenible.

Andrés Pérez. Rortz.

Con Información de Axioma.Report/El Nacional/Globovisión/El Pitazo/EFE/VTV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *